¿Cuáles son las diferencias entre opciones y covered warrants?

Los covered warrants y las opciones son instrumentos financieros que te dan la posibilidad, más no comportan la obligación, de vender o comprar un cierto producto a un determinado precio, en una cierta cantidad y en una cierta fecha. El primero ofrece posibilidades más limitadas pero una seguridad mayor lo que permite a los operadores menos experimentados, comenzar a realizar transacciones en un ambiente con menor riesgo.

Por lo general, los covered warrants tienen una fecha de caducidad más larga que las opciones y presentan una mayor variedad de características las que veremos en un breve detalle. Entre ellas, tenemos que pueden ser emitidos sobre acciones, índices, tasas de cambio o materia primas como el oro o el petróleo como las más operadas, al igual que en todos los mercados de activos subyacentes. Su costo es fijo y es posible comprarlas o venderlas, mas en este caso no es opcional usar estrategias complejas como Spread, Condor o Butterfly, disponibles en el caso de las opciones.

Es posible especular con covered warrants en el mercado sin tener la obligación de vender al final del día y esto es sin duda una ventaja relativa. Quiere decir que potencialmente tienen un alto rendimiento por una inversión inicial mínima, la cual representa la máxima pérdida a la que uno se arriesga. En el peor de los casos, al llegar la fecha de caducidad el valor del covered warrant llega a cero y se pierde solo lo que se pagó por él sin tener otro tipo de pérdidas residuales.