¿Qué son los Gaps y cómo podemos usarlos en trading?

Por definición en el diccionario de trading, los gaps son el espacio que se genera entre dos precios cuando no hay actividad de mercado y en todo caso se trata de un fenómeno natural, fisiológico en los mercados y puede ser causado por varios motivos, como por ejemplo una presión regular en las ventas o en las compras, algún evento o noticia que causó un cambio en el mercado o bien el anuncio de ganancias. Se trata de una manifestación gráfica que puede adoptar distintas formas, las cuales van interpretadas de diferentes maneras y saber comprenderlas es uno de los desafíos que todos los traders tenemos. A continuación haremos una presentación de los distintos tipos de Gaps que se pueden encontrar en los gráficos de análisis técnico, como para comenzar a interiorizarnos en el tema, pero una formación en este aspecto puede ser necesaria para profundizar.

En una tendencia se pueden identificar tres tipos de Gaps distintos a saber. El primero de ellos podemos definirlo como el gap de rotura que rompe la tendencia y en este caso se presenta cuando sucede algo que rompe los niveles de soporte o resistencia. El resultado es la inversión de la tendencia y se puede verificar de forma muy clara en los gráficos. En segundo lugar tenemos los gaps de continuación que se presentan dentro de una tendencia en sí misma. Esta es solo una pausa que se toma el mercado para luego continuar con la misma tendencia y seguramente no debamos tomar decisión alguna sobre este movimiento. Lo único que representan es una aceleración en los precios o una incapacidad de generar información en ese preciso momento pero la tendencia sin embargo, tiene fuerza y continúa en la misma dirección. Los Gaps de agotamiento en cambio y en este caso al igual que los de rotura, anuncian un cambio de tendencia y veremos que después de este tipo de gap la tendencia sigue en la misma dirección por un breve momento para luego invertirse, por lo que deberemos estar muy atentos cuando aparece una figura de este tipo.

La presencia de un gap nos indica que hubo un improviso aumento de entusiasmo en el mercado, gracias al cual el volumen de compradores o vendedores aumentó lo que puede significar varias cosas, entre ellos mayor volumen de transacciones. Para entender cómo es este entusiasmo se han identificado distintos gaps que estaremos identificando a continuación:

  • El gap chispa :

A este gap se le llama chispa porque su comportamiento se parece al de la chispa después de una explosión. La explosión equivaldría al entusiasmo de la gente después de un momento de lateralidad. En este caso muy probablemente se trata del inicio de una tendencia, por lo que es el momento ideal para entrar al mercado. Para identificar este tipo de gap hay que individuar un fuerte aumento en el volumen de las operaciones y luego verificar una tendencia, a la alza o a la baja. Se entra al mercado lo más pronto posible después de la chispa y se establece un Stop Loss en el nivel anterior a la chispa, de manera de cubrirnos antes de que sea demasiado tarde. En el momento en el que la tendencia presente el primer valor contrario, es hora de salir de la posición rápidamente y pensar en nuestro próximo movimiento.

  • El gap de velocidad:

Estos gaps aparecen más o menos a la mitad de una tendencia y en este caso representan el momento en el que la tendencia tiene más fuerza y atrae a más gente. Paralelamente se genera un poco de volumen, aunque menos marcado que el de un gap chispa y al igual que con éste último, el stop loss se pone en el nivel anterior al gap.

  • El gap de sprint final:

Lleva el nombre de sprint porque la tendencia se comporta como un atleta al final de su performance, es decir acelerando antes de terminar. Se entra al mercado previendo una inversión de tendencia y el stop loss se posiciona en el nivel más alto a favor de la tendencia que está por iniciar. En este caso estaremos cubiertos al momento de que la situación llegue a su final, como el atleta.