Reconocemos el Gráfico Renko: sencilla asistencia en el trading

Probablemente uno, sino es que el más claro de todos los gráficos, el gráfico Renko se reconoce por estar formado por unos cuadrados blancos y negros que ayudan y cómo a los traders mediante un fácil y rápido reconocimiento de sus figuras. La palabra Renko viene de la lengua japonesa y significa ladrillo, aunque estos cuadrados son también conocidos como box en el dialecto usado por los inversionistas en el comercio de valores.

Se trata de un gráfico sin tiempo y esto quiere decir que un nuevo cuadrado se forma no cuando pasa un periodo de tiempo, sino cuando el precio sube o baja a partir de un determinado valor, el cual se establece de manera personal. Las ventajas del gráfico Renko, además de su extraordinaria claridad para interpretar señales, son su precisión y su bajo nivel de falsos señales. Al no ser temporal, reduce en gran medida las imperfecciones que llevan a dar interpretaciones falsas.

El gráfico Renko presenta cuadrados de dos colores, por lo general blanco y negro o rojo y verde. Cuando el precio de cierre es más alto que el máximo del cuadrado precedente, el color es blanco o verde. Por el contrario, cuando el precio de cierre es inferior al mínimo del cuadrado precedente, el color es negro o rojo. Su lectura es muy intuitiva y se considera, por ejemplo, que hay una inversión de tendencia cuando hay al menos dos cuadrados de color diferente al de antes, otro de los indicadores sencillos de visualizar.